jueves, 8 de octubre de 2015

RECOPILACIÓN DE 8 POEMAS DE AMOR RESENTIDO


Imagen creada por el autor

SOÑAR DESPIERTO
Después que soñamos despierto, despertamos
Los ojos son un augurio de lágrimas muertas
La boca un sendero de aguas amargas
La sonrisa una línea delgada que se borra
Olvidada…

TAN DULCE Y TIERNA
Ella es tan dulce que anhelo mirarla
tan dulce que desearía acariciarla
probar sus labios
la suavidad de su piel cálida.

Ella es tan tierna que quiero tenerla
tan tierna que me antoja
abrazarla sin soltar ni un segundo
su dulce mies en remoja

Ella es tan tierna y dulce
tan dulce y tierna
que me apasiona mirarla

CAMA CALIENTE
Quiero a una mujer
y me acaricie la piel
y usual exprese al oído
¡Te quiero!
camine a mi lado, despacio
sonriente, contoneando la vida
en momentos triste
alegre el ambiente

Quiero a esa mujer
un perfume de primavera
cálido resplandor de otoño
y refresque motivos con sus detalles
y llene la casa con su hermosura
y su boca no hable demasiado
y cuando lo haga
entone canciones de ternura
sus gritos sean vientos dormidos
avizoren cánticos de alabanza
y llenen la vida de esperanza

Quiero a una mujer
complaciente a cada hora
cocine como cocinan en el cielo
sin mucha grasa
use condimentos
que usan en la gloria
encuentre paz al digerirlos,
tranquilidad, versos libres,
sabor inconfundible
alimento que nutre
armonía, dulzura, encanto
sueños incompatibles
pero solucionables
una buena nota de amor
compuesta como en casa

Quiero a esa mujer

EL QUE AMA AMARÁ UNA VEZ
EL que ama no le importa nada
la nada se hace un uniforme
con un logo
en la parte del corazón que dice:
¡Aquí estoy para quererte!
mas todo pasa y más la ama
la lleva puesta en la piel
colgada en la sangre, es fuego
viajando en el cerebro, a millón
volando como águila, en la mirada
nadando como barco, en la boca
sin timón
sin anclas, donde anclar

Todo se agita, como un turbión
ella siempre nada, en la cabeza
haciendo nidales, en la frente
criando niños traviesos, en la médula
sal, azúcar y limón, en las papilas
aroma de primavera, en el olfato
caricias de sueño, en el tacto
todo junto en un solo océano
todo junto en el cerebro, lloviendo
transitando por caminos callejeros
titiritando de frío intenso.

El que ama no le importa morir
cien veces,        
miles,
una vez por ella.

SED
Hace tiempo la vi llorando
zurciendo sus ojos bellos
cerrando sus parpados, abriéndolos
dos cerrojos mirando el cielo
dos ventanas que abría el viento
dos persianas tejiendo anhelo

Gruesas lágrimas como ríos
destilaba aquellos ojos
manantial, aguas, turbulencia
de tanto mirarlo me dio sed

Cuando bebí sediento
estaba tan frío el afluente
y me puse a llorar con ella

LA AMO
Amo a esa mujer
la pretendo, no lo sabe
cuando pasa, suspiro,
cuando se aleja como la brisa
deseo, es una ansía loca, un anhelo
cuando  retorna, la miro
la quiero,
cuando su perfume se evapora
recuerdo, me entretiene
cuando pasa, pasa y más pasa
me muere, muero y más muero…

ESCRIBIENDO
En las nubes escribe un nombre
imaginación trunca giraba en las manos
palabras creciendo entre agujeros
agujeros aferrándose a las raíces
raíces que extraían aromas frescos
aromas que perturban los recuerdos
tumultos
conglomeraciones
recuerdos

Ha de hundirse en el presagio
escribiendo en las nubes un nombre
en letras que caminan efímeras, danzando
en letras que lloran con el viento, brincando
en letras que tropiezan con el alma, girando
palabras anidan pesares disyuntivos
anidados en el semblante del dolor
viviendo desnudo en los ojos ciegos
muriendo

Y mientras mueren sus lágrimas
Seguiré escribiendo…
esperando su cuerpo

EN EL VALHALA
Como encontrarte sin el ansia vacía
temblando 
en un rincón moribundo de una poesía
como mirarte si no puedo hallarte
sin tenerte,  queriendo amarte

Como encontrar amor en tu vida
intenso deseando el verdor de una caricia
ver apoyarte en mis brazos vencida
entregando el fragor de una primicia

Como mirarte si no puedo mirarte
entregarte lo que quema las ganas
y en tu alma y corazón entregarte
el volcán que mi pasión desgranas

Como encontrarte si fría te alejas
Al contacto de los días me condenas
me anudas triste entre candilejas
y a un infierno me encadenas

Hoy te pido que vuelvas tu mirada
Llenes con la tuya la mía amortecida
y siendo del amor dulce esclava
Caigas en mis brazos ya vencida.

Y cuando retoñe el hecho delicioso
habré de descansar en el Valhala
feneciendo de dicha y contencioso
sonriendo te tendré bajo mi ala.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada